QUIENES SOMOS

Sobre Ana María Martín

"Un día estaba estudiando para mis exámenes de Historia del Arte en la facultad de la Escuela de Minas y descubrí que en este centro había una escuela de joyería. En ese momento cambió mi futuro", así recuerda Ana María, creadora de Moscana cómo decidió adentrarse en el mundo del diseño de joyas.

Hasta ese momento, esta joven ovetense jamás se había planteado que su vida profesional se desarrollaría entre gemas y sopletes. Pero desde la primera clase a la que asistió supo que aquello era a lo que quería dedicarse, sin importarle el esfuerzo que acarrease.

Una vez que obtiene el título de experta universitaria en fabricación, engastación y diseño Ana María da forma a su sueño creando Moscana. Al mismo tiempo que elabora sus primeros diseños dándose a conocer poco a poco, trabaja en joyerías aprendiendo el oficio de la mano de veteranos maestros.

Llegado el momento decide meter sus conocimientos en una maleta y viajar a Madrid, ciudad donde espera la oportunidad para demostrar su valía.

Poco tiempo después de llegar a la capital empieza a trabajar en un taller bajo las órdenes de un afamado diseñador. Aunque esta experiencia le resulta muy gratificante, Ana María elige dedicarse exclusivamente a Moscana, promocianando su firma y aumentando su producción. 

Gracias a sus exclusivos diseños logra captar clientes y su blog le abre las puertas para codearse con jóvenes diseñadoras, periodistas de moda y artistas que día tras día dan notoriedad a su marca y así lo que comenzó siendo sólo una visión se ha convertido en una brillante realidad.





Sobre Moscana

Moscana surge de un arrebato incrontrolable de crear, de plasmar en joyas los diseños de una joven que descubre su gran pasión mientras cursa su carrera universitaria. Y así a la par que su creadora comienza sus estudios de joyería nace la firma dando sus primeros pasos  en círculos de amistades y encontrando en las redes sociales fieles amigos para darse a conocer. 

Su blog se convierte en el buque insignia de su marca que se consolida profesionalmente en el año 2012. Un año más tarde lanza su primera colección "Moscana First Collection". Un trabajo que  sorprende por su gran eclecticismo.

Clásica, transgresora, desenfadada, romántica, pero siempre seductora, así es una mujer Moscana. Sus diseños hacen brillar a quien los luce, no sólo por el minucioso trabajo que esconde cada joya, sino porque logran el perfecto equilibrio entre lo tradicional y lo innovador, sin perder jamás la elegancia.

Llevar un Moscana es mostrar a los demás ese rasgo de nuestra personalidad que nos hace únicas. Y es que sus piezas demuestran que sólo desafiando nuestro estilo encontramos nuestra auténtica esencia.



Teresa Fernández García
































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada